You are currently browsing the category archive for the ‘Huerto urbano’ category.

BEBIENDO SANGRE VERDE, CÓMO HACER WHEATGRASS (2)

¿Como se hace?

El proceso para hacer zumo de pasto trigo consiste en hacer germinar semillas de trigo y al cabo de unos diez días cortar las hojas y exprimirlas con una licuadora o exprimidor para obtener el jugo y beberlo fresco, ¡así de fácil!.

Si vas plantando en paralelo varias bandejas tienes producción continua y puedes tener un vaso de zumo fresco cada día. Aunque si lo hacemos simplemente durante alguna semana ya sirve, es ideal para hacer curas o acompañar los ayunos.

Procedimiento

Para hacer crecer el pasto de trigo necesitamos un recipiente. Evidentemente puede ser una maceta, pero es una buena ocasión para aprovechar y reutilizar algún recipiente que tengamos en casa que ya no utilicemos y antes de tirarlo lo aprovechamos y así cuidamos el medio ambiente.

Sirve cualquier recipiente mientras le hagamos agujeros en la base. En el caso del pasto de trigo como se trata simplemente de germinar las semillas y utilizamos muy poca agua, se podría hacer igualmente sin agujeros, pero si los hacemos mejor porque ayudamos a que el agua corra hacia abajo.

Por ejemplo podemos reutilizar las botellas de plástico de agua si tenemos alguna en casa.

  1. La cortamos con un cúter por la mitad y hacemos unos agujeros en la base con unas tijeras.
  2. Preparamos la mezcla de tierra. Sirve cualquier tipo de tierra pero lo ideal es hacerlo con sustratos que no lleven químicos pues el trigo los tomaría del suelo y nosotros de él. Mirarlo bien cuando vayáis a comprarlo porque los sustratos baratos que se venden en supermercados o muchas jardinerias llevan químicos o provienen de tierra de depuradoras (para abaratar costes) que contienen metales pesados.. ¡por eso son tan baratos!. Lo mejor es utilizar la tierra de tu jardín o comprar un sustrato ecológico. A mi me gusta hacerlo con fibra de coco (8 litros salen a unos 2,5€) porque es muy limpia para el interior de una casa, es natural y retiene muy bien la humedad. Hago una mezcla de fibra de coco y vermiculita (una bolsa grande sale a 1,5€) que es un mineral que permite que la mezcla oxigene y drene muy bien. Las dos cosas son muy baratas, las venden en los grow shops.
  3. Llenamos el recipiente con la tierra y esparcimos por encima las semillas. Las semillas de trigo se venden en las dietéticas y son muy baratas (1 kg cuesta 3€). Las semillas de kamut también sirven, es un cereal similar al trigo que incluso crece más rápido.
  4. Regamos ligeramente sin encharcar y las cubrimos con una fina capa de compost. El compost será el alimento para el trigo. Sirve tierra normal, pero con compost subirá más fuerte y tendrá sus principios más activos. Lo ideal es utilizar agua de lluvia o mineral, si utilizas el agua del grifo déjala uno o dos días en un recipiente de cristal para que se evapore el cloro.
  5. Al cabo de una semana y media ya ha crecido.Aqui lo mismo hecho en una bandeja:

Consejos

Es importante tener presente que no hay que regar mucho. Hay que regar poco y cada dos días, si regamos más favorecemos que crezcan los hongos que suelen llevan pegadas las semillas y entonces les costará mas a las semillas crecer, incluso puede que no crezcan.

La tierra conviene cambiarla de vez en cuando porque a medida que la utilizamos se irán quedando hongos en la tierra. ¿Cuándo sabremos que hay que cambiarla? pues cuando veamos que el trigo no sube o sube débil, cosa que significa que los hongos se estan poniendo las botas con las semillas.

Hay que dejar el trigo en una habitación ventilada (la falta de aire ayuda a que salgan hongos) y que reciba el sol indirectamente. Si la ponemos directamente al sol se “queman” un poco y suben mas delgadas porque son demasiado jóvenes, aunque unos días antes de cosecharlo como las hojas ya son altas, podemos ponerlo al sol y asi las hojas se cargarán de energia solar.

Hacer el zumo

En cuestión de una semana y media el pasto de trigo habrá crecido.

Cortamos con unas tijeras a unos dos o tres dedos del suelo y vamos poniendo las hojas que necesitemos en un recipiente.

Ahora simplemente queda hacer el zumo que podemos hacer con la licuadora.

En mi caso, como lo hago muy a menudo, me compré un exprimidor de pasto de trigo. Los venden manuales o eléctricos.

Echo las hojas y voy girando la manivela, el exprimidor separa el jugo de la pulpa.

Una vez tenemos el zumo si queremos se puede dejar un rato al sol para que las moléculas se armonizen con la vibración de la luz solar.

Limpieza

Una vez cortada, si seguimos regando la hierba rebrotará pero a cada cosecha irá perdiendo las propiedades y por eso después de la segunda o tercera vez que cortamos la hierba ya es mejor quitarla y plantar nuevas semillas.

Para quitar las semillas vamos pellizcándolas y frotando o agitando la tierra. Hay que conseguir dejar la tierra limpia de semillas y de brotes para poder volver a a utilizarla.

Los restos de la hierba del trigo los podemos aprovechar y ponérselos a nuestras plantas o huerto urbano para hacer de acolchado y fertilizante a la vez. El acolchado es útil porque hace que tengamos que regar menos ya que retiene la humedad, además en época de mucho sol protegemos la actividad microbiótica positiva de la superfície de la tierra y a las raíces de las altas temperaturas. Con el acolchado también obtenemos un aporte de fertilizante extra para las plantas al compostarse la hierba y diluirse con el agua de riego. Si hacéis vermicompost echárselo a las lombrices porque les encanta, los restos del pasto de trigo son un auténtico manjar para ellas.

¡Buen zumo!

Anuncios

Contador

  • 292,443 visitas