You are currently browsing the category archive for the ‘Salud’ category.

Ahí va un truco tan simple como eficaz: pasta de dientes + arcilla + sal.

  • Un poco de pasta de dientes.
    Y sólo un poco, la mayoría de gente pone demasiada. Es más importante el tiempo y la forma en que frotas que la cantidad de pasta que se pone.
    Hay que frotar de arriba a abajo con suavidad y pasando también por las encías, masajeándolas y durante no más de dos minutos, para no dañar el esmalte. El movimiento lateral o rotativo daña más el esmalte.
  • Una pizca de arcilla blanca o verde.
    La arcilla lava en profundidad las encías y las suaviza. También blanquea (especialmente la blanca) los dientes y tiene propiedades antisépticas. Además contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes.
  • Una pizca de sal (si puede ser del himalaya).
    La sal ayuda a arrastrar la suciedad y la apelotona en pequeños grumos. También ayuda a desinflamar. En los templos zen de Japón los monjes se lavan los dientes con los dedos y sal.

Las cantidades siempre pequeñas, siempre es mejor utilizar poco pero con frecuencia que mucho de golpe. Es un método muy barato, un sólo paquete de arcilla te puede durar una eternidad.

Cada vez que voy a lavarme los dientes, primero humedezco el cepillo y entonces doy un toque con él en un recipiente donde guardo la arcilla, le añado un poco de pasta y una pizca de sal y entonces ya queda listo para cepillarme.

Si quieres mejorar el método: añade salvia, tomillo o menta trituradas o con gotas de aceite esencial. Le darán más propiedades antisépticas y calmantes / refrescantes.

Anuncios

 Que es un enema?

El enema es un método para limpiar el colon que consiste en introducir agua o una infusión en él mediante una cánula, esperar unos minutos y luego evacuar el agua. Es sencillo y podemos hacerlo en casa. En otros países su práctica es frecuente.

De igual forma que nos lavamos las manos o la cara porque estan sucias hay que lavar el colon de vez en cuando porque en sus paredes se quedan enganchadas toxinas, químicos y metales pesados que el cuerpo ha tomado del ambiente, agua o de la comida y si no las limpiamos pueden ser reabsorbidas otra vez a dentro del cuerpo a través de las paredes del intestino.

Realizando enemas y manteniendo una buena higiene del colon pueden mejorarse o aliviarse afecciones o enfermeades que pueden estar relacionadas como los dolores de espalda, dolor de cabeza, indigestión, flatulencia, acidez, estreñimiento crónico, el síndrome de intestino irritable o incluso trastornos psicológicos como estreé o irritabilidad.

Los enemas nos ayudan a estar saludables y a mantener el cuerpo joven.

colon

El colon es el ultimo tramo del intestino, está situado en su mayoría en el costado izquierdo del cuerpo en la zona del abdomen.

 Procedimiento

El mejor momento para hacer el enema es por la mañana porque es cuando el cuerpo se dedica a limpiarse y a ser posible después de haber evacuado de forma natural porque asi no interferimos con el proceso natural de evacuación de nuestro cuerpo.

Preparación previa

Podemos ayudarnos de la alimentación para aumentar la eficaciz del enema:

  • Por la mañana podemos beber agua tibia con jengibre y limón para limpiar el tracto intestinal.
  • Media hora antes de hacer el enema es recomendable haber comido un poco de fibra como una manzana, alguna hortaliza o algas como la espirulina o la chlorella para ayudar a arrastrar las toxinas y también para proteger las paredes del intestino evitando que éstas sean reabsorbidas.

Aplicación del enema

  1. Limpiamos con agua caliente el equipo de enema para esterilizarlo. El equipo consta de una bolsa dónde colocamos el agua, un tubo de plástico con una cánula en el extremo y un grifo que cierra o abre el agua.
  2. Preparamos 1 litro de agua de botella o filtrada. Si queremos en el agua podemos infusionar hierbas asntiinflamatorias (malva, manzanilla, llantén, etc.) pero es opcional. Si infusionamos hay que acerlo con un cazo de acero inoxidable o en un recipiente de cristal al baño maría. Evitar cazos de aluminio porque pasaría al agua y lo podriamos absorber. También puede adicionarse al agua una cucharada de aceite de oliva.
  3. Comprobamos que el agua esté a una temperatura templada, lo idea es de 37°. Basta con tocarla con la mano y comprobar que no esté caliente ni fría. Si la hemos calentado esperamos que el agua pase a temperatura ambiente.
  4. Colgamos el equipo en el baño a unos 50cm del nivel del cuerpo para que el agua caiga despacio, cerramos el paso de agua y llenamos la bolsa con el agua.
  5. Abrimos un poco la llave para liberar un poco de agua para evitar que queden bolsas de aire dentro (el mismo procedimiento que se hace antes de poner una inyección)
  6. Nos arrodillamos y adoptamos la posicion del dibujo introduciendo la cánula muy lentamente que previamente hay que lubricar con aceite.yoga_gato
  7. Vamos introduciendo el agua poco a poco, abriendo y cerrando la llave de paso si nos hace falta. Si sentimos una molestia o espasmos podemos esperar, hay que respirar relajadamente y podemos hacernos un masaje al vientre en circulos.
  8. Una vez tenemos introducida todo el agua, nos tumbamos sobre el lado derecho para que el lado izquierdo -que es dónde esta el colon- quede arriba. Para tener mas espacio podemos levantarnos y tumbarnos en suelo del cuarto de baño extendiendo una toalla y colocando un cojín en la cabeza a modo de almohada.
  9. Hay que aguantar el máximo posbile hasta que sientas la necesidad de evacuar. Lo ideal es retener el agua unos 10 minutos, antes de evacuarla. Si no has podido retenerla tanto tiempo la siguiente vez prueba a poner menos cantidad de agua.
  10. Transcurrido este tiempo nos sentamos en el baño y relajandonos sin hacer fuerza el agua irá saliendo sola.
  11. Si queremos podemos volver a aplicarnos otro enema. Una buena idea es hacer por ejemplo primero un litro de agua sola y después un litro de agua infusionada, siempre quedará más limpio haciéndolo varias veces.
  12. Nos duchamos por higiene y para relajarnos.
  13. Limpiamos el equipo y lo guardamos en un cajon o lugar resguardado del polvo.

Qué hacer después del enema

Aunque no es necesario, después de un enema no está de más tomar alimentos que tengan electrolitos y puedan devolvernos el equilibrio mineral óptimo. Los electrolitos son el magnesio, potasio, sodio, fósforo y calcio.

Alimentos que tienen electrolitos:

  • Sodio: podemos tomar un vaso con una pizca de sal.
  • Potasio: se encuentra en multitud de frutas y verduras de hoja verde, especialmente verduras de hoja verde como espinaca, nabo, col, , guisantes y  habas también en frutas como plátanos, tomates, naranjas, melones, patatas, ciruelas y pasas.
  • Magnesio: Se encuentra en verduras de hoja verde, frutos secos y cereales.
  • Calcio: Sésamo, frutos secos, cereales, polen y frutas como los albaricoques e higos secos y las verduras como los espárragos y la col rizada.

En resumen, tomar una pequeña ensalada con semillas sería lo idea para terminar, además la fibra vegetal ayudará a terminar de arrastrar las toxinas. Si tomamos probióticos como el chucrut o el kéfir regeneraremos la flora beneficiosa en los intestinos cargándolos con bacterias favorables.

Cada cuándo se hace

Los enemas basta con ir haciendolos ocasionalmente para ir manteniendo la higiene del colon. No combiene hacerlos muy a menudo porque sino el cuerpo se acostumbra y creamos una dependencia. Es decir, si se abusa el cuerpo podría acabar necesitando el enema para poder evacuar.

En ocasiones especiales, como por ejemplo si hemos tenido que asisitir a una comida copiosa donde hemos comido en exceso es un buen momento al dia siguiente para limpiarnos con un enema.

Dónde comprar el equipo

Podéis preguntar en farmacias o dietéticas pero recomiendo que primero busqueis por internet para luego poder comparar. Por internet hay ofertas muy buenas. Yo no encontraba nada o veia kits demasiado simples y terminé comprando por internet.

Ducha rectal

No  hay que confundir el enema de colon con una ducha rectal. La ducha rectal es más suave y sencilla y se puede hacer más a menudo, su función es estimular el peristaltismo. Consiste en introducir unos 300ml de agua tibia en el recto, por medio de una pera de goma. Esto se hace de pie, lubricando la cánula con aceite para evitar irritación y vigilando que la pera esté llena para no introducir aire. No es necesario retener el agua, dejándola salir inmediatamente. De no lograrse resultado, se puede repetir el procedimiento, no existiendo riesgo de acostumbramiento.

Enema por hidroterapia

Si queremos la mayor limpieza posible existe una opción de limpieza más profunda es la hidroterapia del colon.  No sólo limpia el colon sino que el agua también llega al intestino delgado. Lo realizan en centros especializados. También se puede hacer en casa pero es mas complicado, en esta página tenéis un tutorial de como hacer una colema board:  Cómo fabricar en caasa una colema board

Enema oral

Otra manera sencilla de limpiar el colon y el tracto intestinal sin tener que introducir un liquido en el colon es tomando sales de epson con un vaso de agua por la mañana.

Tiene la ventaja que también limpia el intestino delgado pero el inconveniente de que no limipia tan a fondo el colon como un enema de colon. Lo mejor es complementar el uno con el otro.

Un posible método es el siguiente (extraido del libro depuración corporal de nestor palmetti):

“Durante tres semanas, mezcle una cucharadita de sales de Epsom orales (sulfato de magnesio) con un vaso de agua tibia y tómelo a primera hora por la mañana. Este enema oral limpia completamente su tracto digestivo y colon, de inicio a fin, generalmente dentro de una hora, obligándolo a evacuar varias veces. Limpia mucha de la placa y desechos de las paredes, así como los parásitos que ahí viven. Espere que sus heces fecales sean aguadas mientras haya desecho intestinal que arrojar. Después, las heces fecales vuelven a su estado de consistencia normal, toda vez que el tracto intestinal esta limpio. Este tratamiento puede hacerse dos o tres veces por año. Espere algunos calambres o gases, en algunas ocasiones como resultado de la limpieza (expulsión de toxinas).”

Después de ver que mucha gente decía que había podido expulsar piedras del hígado con un sencillo método natural me interesé por el tema y terminé leyendo el libro del método de la limpieza hepática de Andreas Moritz que es el más famoso (pero no el único porque el método no es suyo, es un método más antiguo).

El libro es muy interesante y da consejos sencillos sobre hábitos de alimentación que desconocía que son realmente muy interesantes, como por ejemplo beber agua fuera de las comidas (como máximo media hora antes) o que una vez has comido no puedes volver a comer nada en menos de dos horas para no tener problemas de digestión, desde que sigo estos consejos se terminaron mis digestiones pesadas.

Respecto a la limpieza del hígado todo lo que se decía me parecia muy lógico y aunque no sabía si realmente funcionaría porque veía que ciertas páginas de internet decían que se trataba de un timo, no podía ser que tanta gente anónima estuviera mintiendo sin necesidad, de modo que decidí darle una oportunidad ya que no perdía nada por probarlo.

Limpieza

Después de mi experiencia personal puedo decir que soy un testigo más de que la limpieza del hígado funciona y y os animo a que la probéis por vosotros mismos.

Actualmente voy por la quinta limpieza (de seis previstas) y el número de cálculos que he ido sacando se ha ido reduciendo a cada limpieza. En la primera limpieza saqué centenares de cálculos, en la ultima (cuarta) practicamente ya no he sacado cálculos.

La imagen puede ampliarse haciendo clic (cuidado si eres sensible):

calculos_grande.png

Hay gente que cree (o quiere creer) que el método de la limpieza hepática  es un timo y que los cálculos son en realidad la manzana digerida o la mezcla del pomelo con el aceite pero aplicando la lógica y las pruebas podemos ver que están equivocados.

  • La cantidad de piedras va disminuyendo progresivamente a cada limpieza hasta que finalmente ya no salen más cálculos. Esto refuta por completo la teoría de que es algo que tenga que ver con la digestión de cierto alimento porque en cada limpieza tomas exactamente lo mismo y la misma cantidad. Además la limpieza puede hacerse sin manzana tomando las cápsulas de ácido málico, también puede hacerse sin pomelo tomando limón o naranja… en fin, que no se sostiene de ninguna manera.
  • El color de los cálculos es muy variado en una misma limpieza y entre ellas a la vez. Por ejemplo, en las dos últimas saqué cálculos negros (antiguos) mientras que en las primeras eran más verdes (nuevos), esto concuerda con lo que se dice en el libro sobre el color de los cálculos.
  • Cuando he hecho la limpieza, después de beber el zumo y acostarme he sentido pequeños pinchazos puntuales en el hígado. También en algunos momentos en los días posteriores. No recuerdo ninguna situación previa en mi vida en la que haya sentido pinchazos en el hígado por muchas comidas copiosas que haya comido ni incluso cuando bebía alcohol. Sentir un dolor o movimiento en el higado es una prueba de que se está llevando a cabo actividad en él y que ésta no es otra cosa más que las piedras moviendose y expulsándose hacia fuera.
  • El olor de las piedras es demasiado profundo y fuerte como para que sea el pomelo o el aceite, porque por mucho pomelo o aceite que tomes las heces nunca desprenden ese olor. Sólo los que tenemos la experiencia personal de las limpiezas hemos podido comprobar el olor particular que desprenden.
  • La gente que está diagnosticada de piedras en el hígado saca más número y mayor tamaño de piedras que los que no lo estamos, otra “casualildad”.

¿Para qué sirve?

Es importante limpiar a fondo nuestro cuerpo de toxinas porque mientras las tenemos en el interior son un peligro potencial que puede acarrear enfermedades. Antes de hacer la cura tenía un hormigueo constante en el lado izquierdo del cuello de hacía muchos meses y estaba a punto de ir al médico pero a la semana de hacer la segunda limpieza se me paró por completo. También se pararon de repente pequeños dolores de espalda que venía sintiendo de hacía años. Había leído que muchas de las dolencias que tenemos pueden tener un origen indirecto en el hígado y es totalemente cierto. Los órganos están íntimamente relacionados con el resto del cuerpo y en el hígado hay mucha densidad de nervios y muchímas zonas reflejas, si están bloqueadas pueden derivar en dolores o enfermedades.

En qué consiste

Resumiendo, son sólo tres pasos muy sencillos:

  • Hay que ir tomando un litro de zumo de manzana diario (o cápsulas de ácido málico) durante seis días entre las comidas, no hay que hacer una dieta especial se come como de costumbre. Durante estos seis días el ácido málico de la manzana va reblandeciendo los cálculos del hígado.
  • Al sexto día antes de acostarse hay que beber un zumo de mezcla de pomelo (o naranjas y limones) y aceite de oliva que hace que los cálculos sean expulsados del hígado.
  • El útimo día se toman también unas sales de epsom que son un enema oral que hace que tengamos varias evacuaciones para poder expulsar de nuestro cuerpo todos los cálculos, si colocamos un colador en el baño podemos observarlos y hacer un recuento (para saber como ha ido y comparar con futuras limpiezas).
Día 1 Hacer zumo con 4 manzanas y agua. Tomarlo a lo largo del día entre comidas.
Día 2 Hacer zumo con 5 manzanas y agua. Tomarlo a lo largo del día entre comidas.
Día 3 Hacer zumo con 6 manzanas y agua. Tomarlo a lo largo del día entre comidas.
Día 4 Hacer zumo con 7 manzanas y agua. Tomarlo a lo largo del día entre comidas.
Día 5 Hacer zumo con 8 manzanas y agua. Tomarlo a lo largo del día entre comidas.
Día 6 Hacer zumo con 4 manzanas y agua. Tomarlo sólo durante la mañana.Desayuno: no tomar alimentos con proteinas ni frutos secos. Se recomienda tomar algo suave como fruta, cereales o vegetales.Comida: arroz y vegetales al vapor. Comer sin aceite. A partir de las 15h ya no se puede comer nada más hasta el día siguiente (aunque si que puedes beber sin problemas).19h: poner una cucharada (cuchara de tomar sopa) de sales de epsom en un vaso con agua, remover y beber.

21h: poner una cucharada (cuchara de tomar sopa) de sales de epsom en un vaso con agua, remover y beber.

22:30: puedes hacer una ducha para poder dormir más relajado. Si no has evacuado en las últimas 24 horas, hazte un enema.

22:45: mezclar 3/4 partes de vaso de zumo de pomelo con 1/2 vaso de aceite de oliva. Taparlo y agitar fuertemente 20 veces hasta que quede una mecla homogenia.

23:00: ponte de pie al lado de la cama y bebe la mezcla en menos de 5 minutos. Acuéstate inmediatamente boca arriba sobre dos almohadas al menos durante 20 minutos. Puedes leer o escuchar música para relajarte. También puedes dormir en esta posición toda la noche. Es posible ir al baño si lo necesitas.

Día 7 7 – 7:30: Infusión (opcional) y poner una cucharada (cuchara de tomar sopa) de sales de epsom en un vaso con agua, remover y beber. Descansa, lee o medita pero mantén el cuerpo en posición vertical. Si puedes practica yoga, taichi o qigong para armonizar tu energia vital y ayudar a limpiar el cuerpo.9 – 9:30: poner una cucharada (cuchara de tomar sopa) de sales de epsom en un vaso con agua, remover y beber.11 : 11:30: beber jugo fresco11:30 – 12: tomar dos piezas de fruta. Toma el sol o sal a pasear.

12:30 – 13: tomar alimentos regulares

Tarde:  vuelta a la normalidad. Incrementa la ingesta de alimentos favorables y evita o modera los alimentos no favorables durante unos días (pueden darte pinchazos en el hígado, lo digo por propia experiencia).

Si se quiere, seguir haciendo zumo con manzanas y agua para ayudar a terminar de limpiar.

Día 8 Hazte un enema. para ayudar a expulsar residuos del colon. Se recomienda tomar infusiones para el riñón: arenaria, té rojo, cola de caballo.Si se quiere, seguir haciendo zumo con manzanas y agua para ayudar a terminar de limpiar.
Día 9 Recomiendo salir a hacer un poco de ejercicio leve (paseo, jogging, footing,…) pues ayuda a eliminar toxinas.Si se quiere, seguir haciendo zumo con manzanas y agua para ayudar a terminar de limpiar.

Pequeños consejos si vais a hacerla:

  • Recomiendo hacer el zumo quitando las cáscaras y los corazones pero incluyendo la pulpa, es más fuerte pero hace más efecto. Toma siempre el zumo fuera de las comidas para maximizar el efecto y digerirlo más facilmente.
  • Las cáscaras y los corazones se pueden ir tomando junto con el zumo. Lo único que hay que tirar son las semillas que -aunque en muy poca cantidad- son un poco tóxicas. La pela de la manzana nos proporciona mucha vitamina y fibra.
  • El día en que bebes la mezcla de pomelo y aceite, dúchate por la tarde y luego por la noche cuando bebas el zumo ponte a leer en la cama o a escuchar música, todo esto te relajará y hará que duermas mejor.
  • Recomiendo ir haciendo las limpiezas de luna llena a luna llena, porque ha pasado el tiempo suficiente como para poder volver a hacerla y porque en luna llena la limpieza es más efectiva. También es más efectivo empezar a hacerlas en primavera y verano.

Dieta especial

Es recomendable aunque no obligatorio hacer una dieta más saludable para acompañar la limpieza. Es importante tener un cuidado especial los días posteriores durante la semana después de haber sacado los cálculos porque el hígado está convaleesciente y necesita que no le hagamos hacer sofreesfuerzos y que le ayudemos a recuperarse (si comes algo no adecuado pueden darte pinchazos).

Alimentos a evitar o tomar con moderación (hacen esforzar al hígado):

  • Carne y pescado: mejor abstenerse totalmente
  • Grasas
  • Legumbres: reducir su consumo los días cercanos y posteriores.
  • Sal y azúcar
  • Frutos secos

Alimentos convenientes

  • Agua! hay que beber más agua de la habitual para ayudar al cuerpo a limpiarse y evitar problemas de deshidratación.
  • Alimentos con fibra
  • Cereales: Naturales y al vapor o hervidos. Los cereales procesados no.
  • Frutas: Manzana, uvas
  • Hortalizas: Zanahoria, acelgas, alcachofa (no lanzes el tallo ni las hojas, pueden infusionarse)

Infusiones

Recomiendo hacer infusiones de:

Boldo: para estimular la vesícula biliar
Té rojo, cola de caballo y arenaria: para limpiar los riñones
Rooibos: alivia molestias y relaja el organismo, es antiespasmódico y digestivo
Otras hierbas que van bien para el hígado: alcachofera, diente de león, albahaca, menta

Conclusión

En deifinitiva, está claro que la gente que dice que es una estafa no lo ha probado o miente deliberadamente. Al final como siempre uno ha de fiarse de la propia experiencia personal. No cuesta nada probar a hacerlo y sólo así terminas viendo por tí mismo que sí funciona. Es un método sencillo que vale la pena hacerlo por los dolores o enfermedades que te cura directamente (doy fe de ello), por la salud física y mental general que ganas y por lo económico que resulta.

No tengáis miedo a hacerlo. Se dan muchas advertencias pero en realidad una vez lo haces te das cuenta de que es bastante inofensivo y fácil, aunque bien es cierto que si sufres alguna enfermedad hay que mirarlo mejor.

Durante los meses de verano es cuando en el hemisferio norte estamos más cerca del sol y más orientados hacia él. Si lo aprovechamos y nos reconectamos con él conscientemente saldremos muy beneficiados tanto a nivel de salud como a nivel espiritual.

Nuestro cuerpo esta tan íntimamente unido al sol a todos los niveles que estar en sintonía o no con él puede marcar la diferencia entre la salud y la enfermedad.

Lo primero que hay que hacer es tomar consciencia sobre lo esencial que es el sol para nosotros y es entonces cuando podemos motivarnos y empezar a hacer un esfuerzo consciente para aprovecharlo.

Tomar el sol

El sol envía incondicoinalmente sus cálidos rayos todos los días, infundiendo prana, salud, vitalidad, luz y calor. De igual forma que comemos cada día, hay que salir a pasear y tomar el sol diariamente siempre que sea posible. Sin embargo, después de escuchar todas las argucias sobre sus efectos nocivos en los medios, la gente se sugestiona y repele el sol como si fuera su enemigo y se pone crema, gafas de sol y sombreros, impidiendo a su cuerpo que pueda beneficiarse de algo tan imprescindible como es la luz del sol.

El sol nos beneficia de muchas maneras:

  • El sol proporciona calor, elevando la temperatura corporal interna. Las temperaturas más altas del cuerpo facilitan una mayor actividad celular y energética. Esto aumenta nuestra desintoxicación y mecanismos de purificación.
  • El sol fortalece nuestro sistema inmune. El sol aumenta nuestras defensas contra las infecciones como gripes y resfriados gracias a que aumenta la producción de linfocitos o glóbulos blancos.
  • El sol también regula nuestros bioritmos. Aumenta los niveles de cortisol y reduce los de melatonina durante el día, permitiéndonos estar más despiertos y atentos proporcionando una mayor relajación y un sueño más profundo durante la noche. El primer sol de la mañana, también conocido como luz azul, es de onda corta. Esta luz es la encargada de suprimir el efecto de la melatonina en nuestro cuerpo (la hormona responsable del sueño). Las personas que no se exponen a la luz de día (azul) retrasan la aparición de la melatonina en la noche, lo que va a significar que se duerman más tarde y descansen menos.
  • Tiene un efecto antidepresivo. Los rayos UV aumentan la producción de la serotonina, neurotransmisor que produce sensación de bienestar. En los países con menos horas de sol son mas frecuentes los casos de ansiedad y depresión.
  • Así como las plantas fotosintetizan nutrientes del sol, nuestros cuerpos también lo necesitan para nuestras actividades fotosintéticas propias. Principalmente de los rayos ulravioleta del sol con los cuales nuestro cuerpo puede sintetizar la vitamina D. La vitamina D regula los niveles de calcio y permite su absorción. Es necesaria para tener huesos más fuertes y dientes sanos. También es importante para el sistema nervioso, la regulación de azúcar en la sangre, y funciones digestivas. Sólo necesitamos 10 minutos al día de exposición al sol para recargar nuestros depósitos de vitamina D.
  • El sol es la fuente principal de prana, nuestros cuerpos sutiles se armonizan y se nutren con la vibración y energía de las emanaciones de prana de los rayos del sol.
  • La luz solar también estimula la glándula pineal, entre otras. No hay que ponerse gafas de sol porque bloquean los rayos e impiden las actividades de la glándula pineal. Además los ojos necesitan recibir el sol para su correcta salud.
  • Mejora el acné y la psoriasis. Una exposición moderada a la luz solar suave (evita las horas centrales del día) ayuda a remitir problemas de la piel como acné o psoriasis. El logro es progresivo, después de una primera semana de limpieza de impurezas el sol va mejorando el aspecto de la piel.
  • Controla el colesterol. Los rayos ultravioleta son necesarios para metabolizar el colesterol y ayudan a que la grasa no se pegue en las arterias.
  • Reduce la presión sanguínea. El sol tiene un efecto vasodilatador que aumenta la circulación de la sangre y reduce la presión arterial al incrementarse los niveles de vitamina D y bajar los de la hormona paratiroidea que se encarga de regular la presión sanguínea.
  • Antiinflamatorio: El sol estimula la circulación sanguínea y las terminaciones nerviosas de la piel, lo que produce un efecto analgésico. Los dolores musculares, debidos a contracturas o contusiones y las inflamaciones superficiales pueden ser aliviadas si las exponemos al sol.

El mito de que el sol produce cáncer

El sol no produce cáncer. De hecho tiene un efecto anti-tumoral. Porque la producción de vitamina D en el organismo protege frente a la apairición de tumores de mama, colon, estómago, ovario, vejiga, útero, linfomas y próstata.

Para que se pueda producir un cáncer han de pasar como mínimo dos cosas: que la persona tenga un sistema inmune débil y que el cuerpo no pueda absorber el impacto de la acción de los radicales libres a la que estamos expuestos diariamente.

Cada día estamos expuestos al ataque de radicales libres, por ciertos componentes de lo que comemos y por los químicos que nos rodean. Es cierto que los rayos UVA del sol de mediodía al tener mayor actividad e incidir más perpendicularmente tomados en exceso tienen un impacto sobre la piel, pero si te pones crema entonces si que empieza a haber un problema porque llevan químicos (PABA, cinoxato, oxibenzona, avobenzona, fenilbencimidazol y otros) que generan muchos radicales libres. ¿Entonces que hay que hacer?

Pues tomar el sol por la mañana o por la tarde. Si hay que tomarlo inevitablemente al mediodía podemos cubrirnos con ropa o simplemente ponernos cremas sin los componentes tóxicos antes mencionados (mirarlo en la etiqueta).

Y lo que es mas importante todavía: llevar una dieta saludable. Una buena dieta suministra antioxidantes que neutralizan los radicales libres que dañan las células. Alimentos favorables son las frutas, cereales y verduras. Si comemos estos alimentos habitualmente no hay que tener ningún miedo y podemos disfrutar del sol con total confianza.

Alimentación

Según los preceptos de la alimentación solar, la naturaleza transforma la luz solar en alimento y nosotros al comerla estamos de alguna forma tomando la luz solar contenida en ellos. Por eso nos interesa potenciar la ingesta de los alimentos que hayan recibido más luz solar y que de alguna forma puedan ofrecernos una gran concentración de ella.

Germinados: quizá el alimento que ofrece la energía vital solar en su forma más pura son los germinados.  Al igual que las hortalizas tienen clorofila, pero quizá por la fuerza que tienen los brotes en la germinación el efecto de la clorofila es mas potente. en estos meses de verano la fuerza del sol es mayor y los germinados se cargan más. Es una de las mejores época del año para que hagamos germinados en casa.

Fruta: en verano hay que tomar muchas más fruta de la habitual porque es la época más adecuada. en verano los arboles nos dan sus frutos que ahora están en el punto óptmo de madurez después de recibir el sol durante todo su ciclo de vida. Una buena idea en verano es hacer una cura de fruta. Es interesante la fruta deshidratada al sol, porque con el sol se han concentrado azucares y más energia solar, también la podemos hacer nosotros en casa.

Polen de abeja: El polen de abeja es uno de los alimentos más interesantes. Es polen de las flores que las abejas recolectan en esta época para comer. Se dice que también a nosotros podría mantenernos con vida como único alimento porque cubre nuestras necesidades de nutrientes.

  • Tiene un 25% de proteína vegetal,  ácidos grasos beneficiosos, incluye al menos 20 aminoácidos, una docena de vitaminas, 30 minerales, 10 enzimas y coenzimas y 10 carbohidratos, así como una gran cantidad de fitonutrientes que aún no han sido identificados.
  • Tiene propiedades antibióticas efectivas contra el bacilo coli por ejemplo.
  • Cuando lo tomas te da mucha vitalidad y se debe a su riqueza en amino ácidos, evita el cansancio físico e intelectual. Las proteínas, los minerales (calcio, fósforo) y vitaminas (A y B) todo ello contribuye a restaurar la claridad mental.
  • Ayuda al estómago y los intestinos al reducir la inflamación del tracto intestinal y favorece la flora intestinal buena. Ayuda a limpiar el intestino y combate el estreñimiento. También reduce la flatulencia.
  • También hay que destacar que beneficia a todas las funciones del hígado con mas de 100 funciones bioquímicas hepáticas diferentes. Sirve para todas las afecciones hepáticas.

El precio no es caro si tenemos en cuenta que sólo hay que tomar 1-3 cucharaditas al día porque el polen tiene los nutrientes muy concentrados., un frasco (unos 7 €) te dura muchos meses incluso un año. Recomiendo que lo probéis, realmente te da mucha vitalidad.

Miel cruda: La miel previene el cáncer y el Alzheimer, alivia los síntomas de las alergias estacionales, y defiende contra las bacterias e infecciones. ¿Por qué?

  • Poder antioxidante
  • Eficacia en el aumento de bacterias beneficiosas en el colon
  • Reducción de las toxinas en el intestino
  • Estimulación hepática , la miel mejora la secreción biliar y aumenta la cantidad de glucógeno disponible en el hígado ejerciendo una acción hepato-protectora.
  • Reducción del colesterol y la presión arterial
  • Estabiliza niveles de azúcar en la sangre
  • Inhibe virus, levaduras, bacterias y hongos.

La miel puede ayudar a las personas que tienen alergia si consumen la miel que esté hecha en la región donde viven. Hay que tomar pequeñas cucharadas antes de la época de alergias.

Masaje

Mientras tomamos el sol podemos hacernos un pequeño automasaje en la cara o en la oreja para estimular y trabajar los órganos que queramos complementando la acción positiva del sol en nuestro organismo.

Meditación

También podemos hacer ejercicios de meditación en el sol para aprovecharlo mejor. Por ejemplo podemos realizar una pequeña meditación que consiste en despertar nuestro “sol” interior con el sol externo. Nuestro sol interior está en el sexto chakra, en el ajna (tercer ojo). Se trata de visualizar que la energía del sol se esta derramando desde el ajna hasta los otros chakras, la luz del sol fluye a través de los canales de los nadis hacia dentro de todos los chakras del cuerpo y los ilumina.

Es una pequeña pero poderosa meditación, despertando el sol interno trascendemos la dualidad. Esta meditación nos ayuda a disolver los miedos y preocupaciones del ego.

El mejor sol para hacerla es el de la mañana porque la energía va en crecimiento.

A disfrutar del sol y recargar las pilas!

BEBIENDO SANGRE VERDE, CÓMO HACER WHEATGRASS (2)

¿Como se hace?

El proceso para hacer zumo de pasto trigo consiste en hacer germinar semillas de trigo y al cabo de unos diez días cortar las hojas y exprimirlas con una licuadora o exprimidor para obtener el jugo y beberlo fresco, ¡así de fácil!.

Si vas plantando en paralelo varias bandejas tienes producción continua y puedes tener un vaso de zumo fresco cada día. Aunque si lo hacemos simplemente durante alguna semana ya sirve, es ideal para hacer curas o acompañar los ayunos.

Procedimiento

Para hacer crecer el pasto de trigo necesitamos un recipiente. Evidentemente puede ser una maceta, pero es una buena ocasión para aprovechar y reutilizar algún recipiente que tengamos en casa que ya no utilicemos y antes de tirarlo lo aprovechamos y así cuidamos el medio ambiente.

Sirve cualquier recipiente mientras le hagamos agujeros en la base. En el caso del pasto de trigo como se trata simplemente de germinar las semillas y utilizamos muy poca agua, se podría hacer igualmente sin agujeros, pero si los hacemos mejor porque ayudamos a que el agua corra hacia abajo.

Por ejemplo podemos reutilizar las botellas de plástico de agua si tenemos alguna en casa.

  1. La cortamos con un cúter por la mitad y hacemos unos agujeros en la base con unas tijeras.
  2. Preparamos la mezcla de tierra. Sirve cualquier tipo de tierra pero lo ideal es hacerlo con sustratos que no lleven químicos pues el trigo los tomaría del suelo y nosotros de él. Mirarlo bien cuando vayáis a comprarlo porque los sustratos baratos que se venden en supermercados o muchas jardinerias llevan químicos o provienen de tierra de depuradoras (para abaratar costes) que contienen metales pesados.. ¡por eso son tan baratos!. Lo mejor es utilizar la tierra de tu jardín o comprar un sustrato ecológico. A mi me gusta hacerlo con fibra de coco (8 litros salen a unos 2,5€) porque es muy limpia para el interior de una casa, es natural y retiene muy bien la humedad. Hago una mezcla de fibra de coco y vermiculita (una bolsa grande sale a 1,5€) que es un mineral que permite que la mezcla oxigene y drene muy bien. Las dos cosas son muy baratas, las venden en los grow shops.
  3. Llenamos el recipiente con la tierra y esparcimos por encima las semillas. Las semillas de trigo se venden en las dietéticas y son muy baratas (1 kg cuesta 3€). Las semillas de kamut también sirven, es un cereal similar al trigo que incluso crece más rápido.
  4. Regamos ligeramente sin encharcar y las cubrimos con una fina capa de compost. El compost será el alimento para el trigo. Sirve tierra normal, pero con compost subirá más fuerte y tendrá sus principios más activos. Lo ideal es utilizar agua de lluvia o mineral, si utilizas el agua del grifo déjala uno o dos días en un recipiente de cristal para que se evapore el cloro.
  5. Al cabo de una semana y media ya ha crecido.Aqui lo mismo hecho en una bandeja:

Consejos

Es importante tener presente que no hay que regar mucho. Hay que regar poco y cada dos días, si regamos más favorecemos que crezcan los hongos que suelen llevan pegadas las semillas y entonces les costará mas a las semillas crecer, incluso puede que no crezcan.

La tierra conviene cambiarla de vez en cuando porque a medida que la utilizamos se irán quedando hongos en la tierra. ¿Cuándo sabremos que hay que cambiarla? pues cuando veamos que el trigo no sube o sube débil, cosa que significa que los hongos se estan poniendo las botas con las semillas.

Hay que dejar el trigo en una habitación ventilada (la falta de aire ayuda a que salgan hongos) y que reciba el sol indirectamente. Si la ponemos directamente al sol se “queman” un poco y suben mas delgadas porque son demasiado jóvenes, aunque unos días antes de cosecharlo como las hojas ya son altas, podemos ponerlo al sol y asi las hojas se cargarán de energia solar.

Hacer el zumo

En cuestión de una semana y media el pasto de trigo habrá crecido.

Cortamos con unas tijeras a unos dos o tres dedos del suelo y vamos poniendo las hojas que necesitemos en un recipiente.

Ahora simplemente queda hacer el zumo que podemos hacer con la licuadora.

En mi caso, como lo hago muy a menudo, me compré un exprimidor de pasto de trigo. Los venden manuales o eléctricos.

Echo las hojas y voy girando la manivela, el exprimidor separa el jugo de la pulpa.

Una vez tenemos el zumo si queremos se puede dejar un rato al sol para que las moléculas se armonizen con la vibración de la luz solar.

Limpieza

Una vez cortada, si seguimos regando la hierba rebrotará pero a cada cosecha irá perdiendo las propiedades y por eso después de la segunda o tercera vez que cortamos la hierba ya es mejor quitarla y plantar nuevas semillas.

Para quitar las semillas vamos pellizcándolas y frotando o agitando la tierra. Hay que conseguir dejar la tierra limpia de semillas y de brotes para poder volver a a utilizarla.

Los restos de la hierba del trigo los podemos aprovechar y ponérselos a nuestras plantas o huerto urbano para hacer de acolchado y fertilizante a la vez. El acolchado es útil porque hace que tengamos que regar menos ya que retiene la humedad, además en época de mucho sol protegemos la actividad microbiótica positiva de la superfície de la tierra y a las raíces de las altas temperaturas. Con el acolchado también obtenemos un aporte de fertilizante extra para las plantas al compostarse la hierba y diluirse con el agua de riego. Si hacéis vermicompost echárselo a las lombrices porque les encanta, los restos del pasto de trigo son un auténtico manjar para ellas.

¡Buen zumo!

Durante el verano conviene tener a mano un poco de arcilla por si nos sorprende la picadura de algún insecto. La arcilla se vende en dietéticas y es mil veces más efectiva que las cremas de farmacia.

Arcilla

La arcilla se vende en bolsas y viene en polvo

Cuando un mosquito nos pica no sólo succiona un poco de sangre sino que puede transmitirnos parásitos y enfermedades. Muchas culturas ancestrales como los nativos americanos utilizaban barro de arcilla para tratar las picaduras, tanto para aliviar el picor como para curarlas, porque la arcilla succiona los venenos y sustancias tóxicas.

Si nos pican mezclamos un poco de agua con la arcilla hasta que la mezcla toma una textura de barro. La aplicamos en la picadura y también en el área de alrededor, haciendo una capa de un grosor de 1 cm para poder succionar todo el veneno. La arcilla por un lado tiene un efecto refrescante y calmante que alivia por completo el picor y por el otro absorbe el veneno evitando que la picadura crezca.

Arcilla

La arcilla mezclada con agua se vuelve barro

La verdad es que es increíble el poder de la arcilla, las pequeñas picaduras las quita en cuestión de horas. Para las picaduras más grandes de mosquito tigre o mosca negra, hay que ir aplicando un poco de arcilla un par de veces al día y en cuestión de unos pocos días ni rastro.

Lo mejor no es que cure las picaduras tan rápido sino que realmente alivia por completo el escozor, cuando te la pones notas una sensación de frescor en la piel y el picor desaparece por completo durante horas.

Si hacemos una salida o un viaje podemos llevar la arcilla con nosotros en un recipiente. Lo ideal es que sea de cristal, madera o cartón. Evitar recipientes de aluminio.

Para aplicar la arcilla en lugar de agua puede utilizarse una infusión de menta o poleo o también mezclar aloe vera para maximizar sus efectos. La arcilla se quita con agua tibia fregando con la mano suavemente.

Arcilla en recipiente

En el siguiente artículo os quiero presentar una bebida: el zumo de trigo o wheatgrass en inglés. En la segunda parte del artículo os mostraré paso a paso como podemos hacerlo en casa.

Si hiciéramos una lista de las bebidas más sanas, el wheatgrass o zumo de hierba de trigo ocuparía sin duda alguna una de las primeras posiciones porque es uno de los alimentos más sanos que podemos tomar. De hecho se considera un alimento más que una bebida porque debido a su riqueza en nutrientes podría mantenerte con vida y bien nutrido tomándolo como único alimento sin ningún problema (estrictamente hablando, nutritivamente se considera que 400 gramos de zumo de hierba de trigo equivalen a diez kilos de vegetales variados). Aquí no se conoce mucho pero en otros países es mucho más popular y la gente lo toma a menudo por sus óptimas y completísimas cualidades para la salud. Además es un perfecto aliado para prevenir o combatir muchas enfermedades como el cáncer (muchísimas fuentes hablan de curación del cáncer) y enfermedades degenerativas como el parkinson, demencia senil y alzheimer. La búsqueda “wheatgrass” en google devuelve más de 5 millones de páginas!.

Zumo de hierba de trigo

Bandeja con los brotes de trigo para cortar y un vaso con el zumo

Alimento vivo

Si tomamos el zumo de trigo fresco justo después de cortar las hojas, éstas todavía están vivas. Es vital que comamos alimentos vivos porque mantienen intactas sus vitaminas, minerales, proteínas, enzimas activas y, debido al hecho mismo de que están vivos irradian una energía interna (qi, chi o prana) que activa mecanismos de nuestro cuerpo capaces de sanarnos reparando las células y estimulando su crecimiento y nutriendo los campos sutiles de nuestra mente y alma. Cuando cocinamos un alimento éste pierde total o parcialmente estos elementos pues se debilitan o eliminan por la temperatura (muchos son termolábiles). Además al comer cocinado nuestro cuerpo PIERDE energía vital digeriendo, generando estados ácidos, inflamando mucosas y aumentando las bacterias que generan putrefacción. En cambio comiendo crudo nuestro cuerpo GANA energía vital y necesita menos energía para digerir, sin generar estados ácidos ni mucógenos y no sólo no genera bacterias malas sino que las combate generando una flora positiva.

Tomate, cámara kirlean

Foto tomada con una cámara kirlian. El tomate vivo irradia energía vital mientras que con simplemente cocinar un poco el tomate ya tiene una energía mucho más débil

El zumo nos provee de proteínas, aminoácidos, minerales, clorofila fresca y enzimas vivas. La vida y las capacidades de las enzimas que se encuentran naturalmente en nuestro cuerpo pueden ser ampliadas si las ayudamos desde el exterior mediante la adición de enzimas exógenas. Al beberlo, nuestro cuerpo asimila las enzimas vivas del zumo enriqueciendo nuestra sangre y nuestros procesos químicos internos.

En el momento en que bebes el zumo de hierba de trigo fresco, notas enseguida después de haberlo tomado que tu cuerpo toma esa vitalidad y energía viva de las hojas llenándote de energía sutil, dándote la sensación de estar más vivo y radiante durante todo el día.

Altamente alcalinizante

“Lo que habitualmente llamamos enfermedad, es solo un síntoma del estado de desequilibrio al cual hemos llevado a nuestro organismo. En sí mismo, el cuerpo humano tiene gran cantidad de maravillosos mecanismos para resolver problemas a los que puede verse sometido: excesos, carencias, toxicidad, etc. Pero el moderno estilo de vida se las ha ingeniado para colapsar esa increíble armonía, malogrando nuestra natural capacidad de adaptación a los inconvenientes.
Asumir esta realidad, representa el cincuenta por ciento de la solución de nuestros actuales problemas de salud” (Néstor Palmetti – Depuración Corporal)

Las enfermedades no son más que los síntomas que presentamos por desequilibrios de nuestro cuerpo. La química de nuestro cuerpo (órganos, tejidos, células) en un estado óptimo es de 20% ácida y 80% alcalina. Cuando comemos introducimos alimentos que incrementan la formación de ácidos en nuestro organismo desequilibrando la balanza y es entonces cuando nuestro cuerpo se vuelve vulnerable a infecciones y enfermedades. Por eso desde el punto de vista de la salud una de las mejores acciones que podemos hacer es alcalinizarnos para ayudar a restaurar nuestro porcentaje de nivel de pH. Al preservar la alcalinidad natural del cuerpo difícilmente enfermamos, ya que la mayoría de las enfermedades necesitan estados ácidos para desarrollarse. El pH de nuestra sangre es 7,4 y el ph del zumo de hierba de trigo es también 7,4. Si lo tomamos neutralizamos los ácidos y ayudamos a restablecer nuestro pH al nivel óptimo, por eso es uno de los alimentos con el potencial de alcalinidad más elevado.

Tabla de alcalinidad

Potencial de alcalinidad de las verduras comunes. El zumo de hierba de trigo encabeza la lista.

Además al tener el mismo ph que el cuerpo, lo absorbemos y digirimos sin gastar prácticamente nada de energía.

Al tomar un vaso de jugo de trigo por la mañana sientes cómo el cuerpo se alcaliniza al momento volviendo a su estado prístino, dándote una sensación de revitalización energética que dura todo el día, sientes que tu cuerpo se activa, estás más resuelto, más predispuesto a la actividad y te sientes más saludable, joven y espiritual.

Sangre verde que renueva tu sangre

“Cambiando la calidad de nuestra sangre podremos conquistar la libertad de vivir nuestra propia vida en sintonía con un orden mayor del cuál formamos parte: la Naturaleza, el Ser, la Consciencia, Dios o como desees llamarlo” (Roy Littlesun)

Los alimentos que más clorofila poseen son las hierbas de cereales, la alfalfa y las algas. Las hojas de trigo tienen una alta cantidad de clorofila (alrededor del 70%). La molécula de clorofila es idéntica en estructura a la hemoglobina excepto en que mientras la hemoglobina tiene un átomo de hierro en su centro (que le da a la hemoglobina su color rojo), la clorofila tiene magnesio (que le da el color verde). De este modo la clorofila nos provee de una forma prefabricada de hemoglobina que nuestro cuerpo asimila y conseguimos depurar, reconstruir y enriquecer nuestra sangre por el efecto de la dilución de la clorofila en ella. Por decirlo de otra manera más ilustrativa, es como si al beber el zumo de hierba de trigo estuviéramos haciéndonos una transfusión de sangre verde que se mezcla con nuestra sangre y consigue purificarla y enriquecerla.

Comparación de molécula de clorofila con molécula de hemoglobina

La molécula de clorofila de las plantas es muy parecida a la de la hemoglobina humana. Por eso al wheatgrass se le conoce como “sangre verde”

Efectos de la clorofila

  • La ciencia ha demostrado que la clorofila es un germicida potente que destruye cierto tipo de gérmenes que son responsables de la propagación de ciertas enfermedades y paraliza algunos otros que son igual de perniciosos para nosotros. Este efecto antiséptico establece un entorno desfavorable para las bacterias perjudiciales, neutraliza las infecciones e incrementa la resistencia y combate directamente las enfermedades del cuerpo.
  • Estimula la producción de glóbulos rojos, la oxigenación de todas nuestras células y además el zumo contiene gran cantidad de oxígeno liquido. Si estamos oxigenados nuestro cerebro funciona mejor (el cerebro utiliza el 25% del oxígeno del cuerpo) por lo que nos da claridad de pensamiento. Eliminamos las bacterias anaeróbicas, mejoramos la digestión (oxidación de la comida), ayudamos a nuestro sistema respiratorio a neutralizar los efectos de la contaminación en las ciudades y controlamos la propagación de las células cancerígenas ya que no pueden extenderse en un medio oxigenado.
  • Ayuda a nuestro cuerpo a deshacerse de las toxinas que tenemos acumuladas purificando y regenerando nuestra sangre y fluidos corporales.
  • Mejora la circulación de la sangre oxigenando y dilatando los vasos sanguíneos y eliminando el colesterol. Por eso se recomienda para casos de hipertensión porque el zumo estabiliza la circulación a un nivel normal.
  • La clorofila es una molécula fotoreceptora que absorbe la energía del sol, al tomarla llevamos la energía lumínica acumulada en las hojas a nuestro torrente sanguíneo. La clorofila se produce cuando las hojas reciben el sol, consumir clorofila cruda es como comer o beber indirectamente la luz del sol.

David Wolfe, uno de lo más importantes gurús de la alimentación comenta:

“Los alimentos solares embellecen el cuerpo, la mente y el espíritu. Llevan en su interior la vitalidad de la salud y la vida – la energía Solar vibrante que sustenta toda la vida en la Tierra. Al tomar la energía vibrante de los alimentos solares mejoras tu vida de todas las maneras. Cuando tu salud mejora, cualquier otro aspecto de tu vida mejora simultáneamente.” (David Wolfe – La dieta de la alimentación solar)

Elixir de juventud

El zumo de hierba de trigo previene y combate el envejecimiento prematuro, cáncer, daño arterial, asma, cataratas en los ojos, úlceras y enfermedades neurodegenerativas como el parkinson y el alzheimer.

El zumo por un lado activa el sistema inmune y por el otro, tiene un poderoso efecto antioxidante que inhibe la acción de los radicales libres fortaleciendo y evitando el daño en membranas, células y ADN, reduciendo la inflamación general del organismo.

La verdad es que por culpa de la contaminación de nuestras ciudades (polución, metales pesados, agentes patógenos,…) y elementos tóxicos presentes en los alimentos que ingerimos (conservantes, pesticidas,…) y en el agua corriente químicamente tratada que bebemos (cloro, flúor,…), se hace imprescindible buscar métodos para limpiar y desintoxicar nuestro cuerpo. El zumo de hierba de trigo contiene compuestos activos que limpian la sangre y neutralizan y digieren las toxinas en nuestras células. Es uno de los alimentos más depurativos que podemos encontrar porque es un excelente desintoxicante y protector del hígado y limpiador del colon y del tracto gastrointestinal en general.

Elimina los metales pesados de nuestro cuerpo y neutraliza químicamente los contaminantes ambientales y sustancias tóxicas como el cadmio, nicotina, estroncio, mercurio y policloruro de vinilo y nos protege de la radiación por el efecto de la enzima SOD (antioxidante y antiinflmatorio muy potente).
Las enzimas y aminoácidos que se encuentran en el pasto de trigo permiten que pueda protegernos de agentes cancerígenos, como ningún otro alimento o medicina. El zumo es un remedio activo para el cáncer. Contiene ácido abscícico, vitamina B17, indole-3-carbinol, SOD que neutralizan e incluso matan muchas células cancerígenas al instante. La acción del zumo inhibe también la absorción de los químicos perjudiciales que contiene el agua de la ciudad en nuestro cuerpo.

El zumo estimula activamente la generación de la hormona de crecimiento humana con lo que repara las células y tejidos dañados, tersa la piel floja y caída, hace crecer fuertes los huesos y dientes, refuerza las articulaciones y músculos, protege a las células nerviosas y nos mantiene jóvenes retrasando la fragilidad, atrofia muscular, obesidad, previniendo la artritis y rejuveneciendo el cabello (evita su caída, descamación y la aparición de las canas) y la piel (muy apropiado para tratar afecciones de la piel como picor, acné, eccemas y psoriasis).

El pasto de trigo contiene todos los aminoácidos esenciales. Conserva 92 de los 102 minerales que se encuentran en el suelo. Entre estos minerales se encuentran el calcio, fósforo, hierro, magnesio y potasio, sodio y azufre. Es la fuente más rica de vitaminas A, B, C, E y K. El pasto de trigo tiene más vitamina C que las naranjas y el doble de vitamina A de las zanahorias. Es excepcionalmente rico en vitaminas E, K y complejo B-. La hierba de trigo deshidratada se puede utilizar por más de 50 años como un suplemento de vitaminas y minerales.

El pasto de trigo es muy bueno para eliminar el estreñimiento y mantiene los intestinos relajados.

Es apto para niños, personas mayores, embarazadas e incluso para alérgicos al gluten porque las alergias asociadas al trigo están ligadas a las semillas. Las hojas de trigo no contienen gluten.

También es muy útil para diabéticos porque regula el nivel de glucosa en la sangre al regular la absorción de azúcar y colesterol y su alto contenido en magnesio que mejora la sensibilidad a la insulina, reduciendo la resistencia a la insulina del cuerpo y equilbrando su nivel.

Maximizando su efecto. Cuándo y cómo tomarlo

  • El momento ideal para tomarlo es por la mañana con el estómago vacío, por el mismo hecho de estar vacío (hará más efecto) y porque las primeras horas del día están reservadas a procesos de eliminación por lo que ayudaremos al cuerpo a renovarse.
  • Si queremos hacer ayuno durante uno o varios días es una bebida perfecta para acompañarlos porque nos mantiene completamente nutridos (es antianémico) y nos ayuda activamente a regenerar nuestro organismo en su totalidad. Además requiere de muy poca energía del cuerpo porque nuestro cuerpo sólo toma unos minutos para digerir el jugo de pasto de trigo al tener el mismo pH y porque la clorofila es de los alimentos más rápidamente digeribles por nuestro cuerpo.
  • Hay que beberlo en pequeños sorbos, muy despacio y manteniendo como mínimo un minuto el zumo en la boca para obtener el máximo beneficio para la salud porque se ha observado que los activos biológicos del zumo ya empiezan a absorberse a través de la mucosa de la boca pasando de inmediato al flujo sanguíneo generando una enérgica respuesta en el sistema inmune y en las demás áreas. Además mejora nuestra salud oral limpiando y reforzando las encías, eliminando gérmenes y dejando un aliento agradable. Una pequeña cantidad de jugo de pasto de trigo previene la caries dental. Si cortamos un poco de hierba y la mascamos sirve para lavar los dientes, aunque podemos terminar el lavado con un cepillo de dientes (sin pasta de dientes). Para el dolor de muelas puedes mantenerlo cinco minutos en la boca y lo neutralizará.
  • Si nos duele la garganta podemos hacer gárgaras.
  • Si queremos potenciar los efectos alcalinizantes del zumo podemos echar unas gotas de limón (muy recomendable, porque además está buenísimo) o mezclarlo con zumo de manzana, zanahoria, etc.
  • Es muy recomendable echar también una pizca de sal marina o del himalaya. Podéis leer un artículo sobre la importancia y beneficios de tomar sal sin refinar aqui.
  • Si quieres rebajar el sabor puedes diluirlo con agua mineral o leche de soja, almendras, etc. Puedes añadir tus zumos favoritos. Ann Wigmore, la gran divulgadora del zumo de trigo lo hacía mezclado con aguacate (grasas) y manzana (azúcares). Le llamaba “sopa de energía” y se la daba a sus pacientes como único alimento y se recuperaban en tres meses.
  • La clorofila es un potente antibacteriano y se puede utilizar dentro y fuera del cuerpo. Podemos aplicar el zumo externamente para los problemas en la piel o cuero cabelludo (acné, eccemas, psoriasis, alopecia, etc), también sirve para lavar los ojos, la boca, piel, etc. y puede aplicarse también como enema para lavar las paredes del intestino grueso.
  • Calma y cura cortes, quemaduras, raspaduras, erupciones cutáneas, callos, las picaduras de insectos, forúnculos, llagas, úlceras abiertas, tumores, etc. En este caso se aplica como cataplasma y se reemplaza cada dos a cuatro horas.
  • Si colocas una bandeja de hierba de cerca de la cabecera de tu cama mejorará el oxígeno en el aire y generará iones negativos saludables ayudando a dormir y favoreciendo un sueño más profundo.
  • Podemos echarlo a nuestros baños.
  • Si nos ponemos a tomar el sol maximizamos el efecto y propiedades de la clorofila en la sangre.
  • Si estamos en período de luna nueva aumenta la eficacia depurativa porque nuestro cuerpo está más predispuesto a limpiarse y nos limpiamos con mayor profundidad.
  • Si hacemos meditación controlando la respiración el efecto es máximo, porque el organismo puede centrarse en todos sus procesos reconstituyentes con la máxima eficacia.

En el siguiente artículo mostraré los pasos para poder hacer el zumo de hierba de trigo en casa.


Contador

  • 300,361 visitas