La verdadera razón de por qué hay más cáncer y diabetes.
La bioquímica Leuren Moret trabajó dos años en los laboratorios nucleares Livermore de los EEUU. Cuando investigó y se enteró de en qué estaba metida decidió salir a explicarlo a la luz. También fué testigo de primera mano del inicio del programa HAARP. Por eso sus afirmaciones tienen una credibilidad total.

Con 61 años demuestra una gran valentía al contarlo ya que está amenazada de muerte como ha reconocido.

Mirad la conferencia porque cada frase es impresionante.

Anuncios

Ahí va un truco tan simple como eficaz: pasta de dientes + arcilla + sal.

  • Un poco de pasta de dientes.
    Y sólo un poco, la mayoría de gente pone demasiada. Es más importante el tiempo y la forma en que frotas que la cantidad de pasta que se pone.
    Hay que frotar de arriba a abajo con suavidad y pasando también por las encías, masajeándolas y durante no más de dos minutos, para no dañar el esmalte. El movimiento lateral o rotativo daña más el esmalte.
  • Una pizca de arcilla blanca o verde.
    La arcilla lava en profundidad las encías y las suaviza. También blanquea (especialmente la blanca) los dientes y tiene propiedades antisépticas. Además contiene oligoelementos que intervienen en la formación y conservación de los dientes.
  • Una pizca de sal (si puede ser del himalaya).
    La sal ayuda a arrastrar la suciedad y la apelotona en pequeños grumos. También ayuda a desinflamar. En los templos zen de Japón los monjes se lavan los dientes con los dedos y sal.

Las cantidades siempre pequeñas, siempre es mejor utilizar poco pero con frecuencia que mucho de golpe. Es un método muy barato, un sólo paquete de arcilla te puede durar una eternidad.

Cada vez que voy a lavarme los dientes, primero humedezco el cepillo y entonces doy un toque con él en un recipiente donde guardo la arcilla, le añado un poco de pasta y una pizca de sal y entonces ya queda listo para cepillarme.

Si quieres mejorar el método: añade salvia, tomillo o menta trituradas o con gotas de aceite esencial. Le darán más propiedades antisépticas y calmantes / refrescantes.

Guia para comprar té y no morir en el intento.

Si lo encuentras, compra siempre que puedas té con certificado orgánico, es el único que puede asegurarte que no está contaminado. Y cuidado que no os engañen, ha de aparecer la palabra “órganico” porque por ejemplo si pone “100% natural” entonces no es certificado, las empresas juegan con eso.

Otra manera de estar seguros es comprar té de alta calidad, hay empresas por internet que venden directamente del proveedor y cuando ves ese té y lo comparas con el que tenemos aquí no tiene nada que ver, con el simple aspecto y tacto ya se ve que es de calidad. La manera de saber si es de alta calidad al comprar por internet es porque en las descripciones te explican muchos detalles como qué cosecha es y en qué fecha se recogió. Si es de calidad significa que ha crecido en buenas condiciones, digamos que es más artesanal. Yo es el que compro y incluso sale más barato porque cuando el té es de buena calidad con poco que hagas ya te cunde, es más agradable y tiene mejor sabor.

Si no lo encuentras orgánico al menos cómpralo a granel, aunque puede que contenga pesticidas porque las hojas de la mayoría de tés no se lavan.
Intenta comprarlo sin sabores porque además pueden haberle añadido químicos.
Para darle sabor basta con que cuando lo preparemos le añadamos nosotros lo que queramos como piel de naranja, pimienta, clavo, canela, cardamomo, etc

Dónde hay que ser especialmente cautelosos es con el té envasado, o sea el té de bolsa. Por varios motivos:

  • Las bolsas de té modernas -esas que parecen de seda y que dejan entrever las hojas- están hechas de ácido poliáctico con maíz transgénico. Otras de nylon y con polietileno tereftalato (PET) que también son perjudiciales. Y las de papel están tratadas con epiclorohidrina que es cancerígena. Con el agua caliente esas partículas acaban transfiriendose a la infusión.
  • Mirad que en los aditivos no aparezca ni la lecitina de soja ni el maíz porque -a menos que indique lo contrario- serán transgénicos.
  • Si veis que pone “sabor natural“,”potenciador del sabor” o “aromas añadidos” no os engañéis, por un agujero en la normativa las empresas pueden utilizar un químico sintético y por ejemplo si sabe a naranja poner en el envase que el producto tiene sabor natural a naranja.

Otro detalle es que el colador sea de acero inoxidable o de cristal.

En el caso de comer fuera una opción es pedir un vaso de agua caliente llevando nuestro té y después lo podemos pagar igual como propina para quedar en paces.

Trabajador desprotegido rociando el té con pesticida

Trabajador desprotegido rociando el té con pesticida

Un dia me encontraba por la calle acompañando a un conocido que es ciego y le indiqué que el sol se estaba poniendo y que el día se oscurecía. Entonces él me formuló una de las preguntas más fascinantes que me hayan hecho nunca:

-“Cómo se ve cuando ves?”

Traté de responderle con una serie de frases inconexas sobre los colores, las formas.. pero en mitad de las frases me paraba porque me daba cuenta de que cualquier palabra o expresión se quedaban cortas para poderle transmitir la experiencia que tenemos de la visión.
Entonces me paré y nos vimos sumidos en un profundo silencio, esperando que me llegara una brillante deficinión que nunca llegó. Cuando el silencio empezó a ser incómodo le repliqué:
-“Y cómo se ve cuando no ves?”
A lo que él respondió: “imagino que lo contrario a cuando ves.”
Y acto seguido al darnos cuenta de lo absurdas que eran esas frases nos pusimos a reír. Y esa risa transmutadora resultó ser la respuesta más adecuada a la pregunta, dado que nuestras diferentes realidades no podían ser mostradas con las meras palabras.

Lo más curioso del caso es que si lo pensamos bien, la percepción de la realidad de un ciego y un vidente, son dos maneras relativas de decodificar una realidad y son igual de válidas al mismo tiempo.
Nuestra visión nos resulta tan práctica y nos parece tan real que pensamos que el mundo es tal como lo vemos. Cuando miramos un árbol lo diseccionamos; vemos aquí las hojas verdes, allí las formas de las ramas, allá el tronco.. vemos todas las formas delimitadas.
El ciego en cambio empezará a palpar la hoja y seguirá palpando hasta la rama, pero no se fijará en cuando termina una y cuando empieza la otra, no puede ver los límites.

Paradójicamente ese tipo de visión está más próxima a la realidad que la que nos proporciona nuestra visión. Dónde a nosotros nos pierden y limitan los detalles, ahi el ciego tiene una abstracción más elevada de los objetos al no estar confundido por las formas ni los colores.

De hecho los monjes budistas hacen una meditación que consiste en precisamente eso, ir abstrayendo los límites entre los objetos. Por ejemplo observan la forma de una mesa y empiezan a ver los objetos de la mesa como si estuvieran incluidos en la misma mesa, entonces el suelo y la mesa también se unen y consituyen una sola forma, y asi sucesivamente incluyendo más y más objetos en una misma forma global cada vez más grande. También suelen hacer la misma meditación con las partes del cuerpo.

A veces me sorpendo recordando esa anécdota, sin tratar de explicarla, simplemente rememorándola y entonces es cuando mejor entiendo su enseñanza. Y sin querer, esa pequeña anécdota intrascendente con el tiempo se ha convertido para mi en un koan personal, en una interesante enseñanza zen que se reaparece a veces en mi memoria.

Amanecer - acuarela

Amanecer – acuarela

ebola_vaccine

http://www.youtube.com/watch?v=vDPqPqfrmz0&vq=medium

La élite mundial está preparando un programa de vacunación global de nuevo, amedrentando al mundo con el fantasma del ébola.

rudy

http://www.youtube.com/watch?v=IbcLDpjUDIA&vq=medium

“El fuego no puede fundir el acero y yo vi amasijos de acero fundido que parecían lava”
“Nunca en la historia mundial ha caído un rascacielos por un fuego incluso en los casos de incendios masivos”
Rudy Dent, un veterano oficial de los bomberos de NY narra su testimonio y añade pruebas de primera mano que confirman que el 11s fue un autoatentado.

googlechip

http://www.youtube.com/watch?v=M8PjSC_7eRo

Hay muchos indicios sospechosos por los cuales es mejor no participar en este evento. Los expongo a continuación.

  • El cofundador de la iniciativa murió recientemente en extrañas circunstancias.

Segun la version oficial se tiró al mar a las 2 de la madrugada (raro) desde lo alto de un edificio situado al lado del muelle siguiendo la costumbre local de tirarse al mar desde ahi.
Lo raro es que es un salto fácil, segun cuentan los habitantes lo hacen siempre los niños jugando y nunca habia pasado nada.
Un evento relacionado con agua y una extraña muerte relacionada con el agua.. quizá una muerte ritual.

En la seccion donde enumera las empresas afiliadas aparece: “Queremos trabajar con tu empresa para encontrar las oportunidades que se adapten a vuestros objetivos y prioridades. Nuestro objetivo es crear una colaboración que sea interesante para todas las partes.”

O sea que al final la gente puede estar financiando cualquier cosa sin saberlo.

  • Experimentan con animales y material de fetos humanos
  • Participando en el ice bucket challenge realizas un acto ritual donde te echas agua encima… por simbología parece un ritual de bautismo de masas, la gente esta tomando parte en un ritual de origen descoconocido para el público.
  • Se puede estar contribuyendo a crear la premateria para alguna catastrofe quizá relacionada con el agua (un futuro tsunami, huracán, inundación, etc). Recordemos que el 11/9 está cerca (ojalá no pase nada).

Por prudencia creo que es mejor no participar en un evento donde está involucrada gente como bush, bill gates, todas las marionetas mkultra del mundo del espectaculo, etc. Nada sucede por casualidad y mucho menos cuando esta involucrada esta gente.

Además es un acto cínico y de lavado de imagen del gobierno de EEUU. Están haciendo ver que son solidarios al participar en un supuesto evento caritativo cuando es por culpa de sus programas nucleares que enfermedades como el ALS han augmentado en todo el mundo en los últimos tiempos.

De acuerdo con Buda, todos nacemos esencialmente con una naturaleza buena. No nacemos dentro o cerca del pecado. De hecho no hay “pecado” en el budismo. La gente se involucra en un comportamiento desviado o inmoral debido a una o más de las siguientes:

  1. Apego o codicia
  2. Aversión u odio
  3. Engaño o ignorancia

Esta es otra manera de describir las cuatro nobles verdades; que todos los actos ilícitos o lo que algunas personas podrían llamar “pecado” o lo que el budismo llamaría sufrimiento, está todo arraigado en el apego, aversión o ignorancia. Cuando tenemos apego o codicia sufrimos por cualquier inmoralidad que pudiera venir de ello o porque perdemos eso a lo que estamos apegados cuando ya se ha terminado. Estas tres cosas son las causas del kamma negativo.

El apego es un impulso muy potente y puede llegar a ser como una adicción. Imagine una experiencia muy placentera o pertenencia. Observa cómo se siente cuando se imagina que ya se terminó. Esto puede aplicarse a la gente también. Podemos llegar a estar también demasiado apegados a nuestros seres queridos hasta el punto que tratamos de controlarlos de una manera posesiva. Para evitar demasiado apego tenemos que estar dispuestos a dejar ir y no aferrarnos a las cosas, lugares o personas. Esto no quiere decir que no podamos tener relaciones de amor y cariño, sólo que debemos tener cuidado para evitar que se conviertan en relaciones de control o posesivas.

Todos hemos visto historias en libros y películas o tal vez conocemos personalmente algún caso de alguien que tiene mucha riqueza e ingresos y se vuelve muy codicioso. El dinero y la búsqueda del dinero son más importantes para esa persona que nada. Ignoran las valiosas relaciones con los demás y la comunidad para poder seguir persiguiendo más dinero. No todas las personas ricas se comportan de esta manera, pero los que sí que actuan de esa manera son personas muy desgraciadas. No son tan miserables para los demás como lo son para ellos mismos. A veces se privan de cosas básicas por una avaricia obsesiva y les preocupa constantemente perder sus posesiones y dinero.

En una edición anterior del Libro Guinness de los Récords, aparecía que el mayor avaro (“agarrado”) fue una mujer que vivió en la década de 1930 que tenía un patrimonio neto de 30 millones de dólares (Por lo menos un billón en el valor actual del dinero). Ella vivía en una pequeña casa en decadencia y comía cereales fríos de avena cada día. Estaban fríos porque no quería pagar los gastos para calentarlos. Su hijo estaba muy enfermo y se tuvo que amputar una pierna a causa de los retrasos que ella causó buscando una clínica gratuita.

Sin embargo hay otros que han tenido éxito de riqueza e ingresos y no quedan atrapados en la trampa de la codicia y el apego porque saben cuándo es suficiente. Se ocupan de sus asuntos financieros poniéndolos en manos de asesores de confianza y en sus empleados y utilizan su tiempo libre para centrarse en organizaciones benéficas, su familia y su espiritualidad.

Dejar ir tampoco significa que tengamos que dejar todas nuestras pertenencias incluyendo el dinero. Simplemente tenemos que tener cuidado para que no nos volvamos demasiado apegados a nuestras posesiones y dinero. Podemos hacer esto evitando hacer de nuestras posesiones, nuestro dinero y nuestros ingresos los principales objetivos de nuestra vida.

La aversión o el odio despiertan toda clase de agitación mental que causa sufrimiento o conduce a alguna otra cosa que algunos podrían llamar pecado. El odio puede dar lugar a todo tipo de actos malos o incluso actos delictivos. La mayoría o tal vez todas las guerras se podría decir que están enraizadas en el odio. A veces, las guerras se inician por una disputa sobre territorios, que es una forma de apego y de codicia. Podrían llegarse a soluciones razonables por medios no violentos si no hubiera apego y codicia. A menudo es el creciente odio entre los líderes de los países el que causa el estallido de la guerra. Buda se opuso a la guerra e incluso fue hasta el campo de batalla en una ocasión para detener una guerra. En el Dhammapada, Buda dijo:

-“Es mejor conquerirte a ti mismo que ganar mil batallas.” (Dh., capítulo 8) En otro famoso verso Buda dijo: “El odio nunca cesa con el odio, sólo el amor disipa el odio. Esta es una ley antigua y atemporal.” (Dh., capítulo 1)

Qué intemporal es esta enseñanza en realidad. Aún hoy en día vemos líderes que crean guerras cuando hubieran podído haber opciones más pacíficas. Además de odio, a menudo hay ego, o el apego al ego, como una de las principales causas del estallido de la guerra. A veces hay un líder con un apego al ego tan grande que desea gobernar el mundo. Muchas veces el discurso y la retórica son simplemente un montón de aire caliente sin un poder real de llevar a cabo una invasión. Inevitablemente otro líder, por temor a que esta persona pueda tener más influencia en la escena mundial, comienza a llamar al otro líder “el mal” y finalmente ataca a su país con poca justificación.

O también algunas personas hacen todo tipo de cosas equivocadas o malas simplemente porque son ignorantes, por ejemplo cometen algunos errores porque no tienen el conocimiento suficiente como para hacerlo mejor. El conocimiento no tiene por qué venir de la escuela, también puede ser una falta de conocimiento que debería haber sido enseñado en casa por la familia cercana y parientes.

Nadie es inherentemente “malo”. Incluso los criminales más endurecidos no son “malos”. Nacieron con una naturaleza básicamente buena como nosotros. A veces ocurren errores de apego, aversión o ignorancia. Hay que recordar también que las personas que están determinadas a ser “delincuentes” lo son a ojos de la sociedad y sus reglas. Vivimos de acuerdo con la ley del hombre, que es la ley según los libros de derecho y está hecha por los seres humanos a diferencia de la ley de la naturaleza. Por ejemplo, durante un período en la historia de un determinado delito puede ser ilegal y durante otro período la misma infracción puede ser perfectamente legal. Debemos tener compasión hacia todos los seres, incluyendo las personas bajo la custodia de los departamentos de justicia de todo el mundo.

Durante la época de Buda hubo un asesino con el nombre de Anguilama que se convirtió en Budista y alcanzó la iluminación. Como resultado de su mal kamma aún tuvo que sufrir los efectos de sus acciones. Sin embargo, fue capaz de alcanzar la iluminación completa. Por esta razón y también por el primer precepto de no matar, la mayoría de los budistas se oponen a la pena de muerte, incluso para los crímenes más atroces.

Tenemos que dejar ir de modo que no acabemos teniendo demasiado apego a las cosas, personas y lugares, pero también a las ideas o ideologías. Por ejemplo, tenemos que dejar de lado las ideas sobre “bueno” y “malo” y evitar juzgar a las personas. Hacemos esto al darnos cuenta de que existe el bien y el mal en todo. Esto ha sido ilustrado muy bien en la antigua filosofía oriental del Taoísmo con el símbolo del yin-yang. Un lado del “todo” es blanco y el otro lado es de color negro, pero fluyen juntos y en cada lado hay un círculo más pequeño o cantidad de su opuesto. Esto nos enseña a ir más allá del pensamiento dualista de que todo es blanco o negro, bueno o malo.

Algunas personas se preguntan, “¿significa esto que no puedo disfrutar de ciertas actividades, porque eso sería apego?” La respuesta es no, uno todavía puede disfrutar de actividades sanas, las enseñanzas de Buda no están para volvernos a todos unos zombies sin emociones, como se interpreta a veces por un concepto erróneo. La persona iluminada todavía disfruta de muchas cosas, incluyendo la compañía de la gente, la persona iluminada simplemente no llora o pierde el gozo cuando se ha terminado. La persona iluminada no busca el placer y el gozo todo el tiempo, como hace un adicto, la persona simplemente tiene la atención y la conciencia puesta en lo que está sucediendo, ya sea placer o disgusto y todo ello sin apego o aversión.

Nibbana (Nirvana en sánscrito) está más allá de los planos de la existencia y no se puede explicar, sólo experimentarse. El plano de los Seres Superiores puede ser lo que otras religiones llaman “cielo” habitado por ángeles. Sin embargo, este no es un estado permanente y los ángeles terminan re-naciendo en otro plano de la existencia después de una vida muy larga de más de mil millones de años. Algunos textos budistas y libros en realidad llaman deidades a los ángeles pero en realidad no son dioses en el uso occidental del término, ya que se encuentran en un estado temporal enfrentados a la muerte y al al renacimiento al igual que a los otros planos de existencia.

Para volver a nacer en este plano de los Seres Superiores hay que llevar una vida buena y moral. De acuerdo con Buda y el budismo cualquier persona de cualquier religión puede llegar a este plano celestial.

La única extinción permanente del sufrimiento está en el estado de nibbana que se puede lograr durante nuestra propia vida. El Nibbana sólo se realiza y se entiende desde el más profundo conocimiento de la iluminación. La lógica de nibbana, que se encuentra en las enseñanzas de Buda es que está más allá de todo concepto de dualidad. Por ejemplo, en la mayoría de las religiones la meta es el cielo donde los seres viven en completa felicidad, con muchos placeres, en una especie de paraíso. Pero desde la lógica filosófica sabemos que no puede existir algo “bueno” sin que exista algo “malo”. La afirmación de que “Johnny es un buen chico” no puede existir a menos que haya alguna comparación con lo que “malo” representa. No puede haber ningún concepto de placer a menos que haya “disgusto”. Ninguna “felicidad” a menos que haya “infelicidad”. En los planos de existencia de Buda existe el cielo, pero es un estado temporal y no de carácter permanente. El objetivo de las enseñanzas de Buda es nibbana, que está más allá de todo concepto, lenguaje y dualidad.

Recuerdo haber oído una historia que ilustra este punto explicada por un rabino en Israel:

Había un tipo que murió y fuimos a un hermoso lugar de exuberantes montañas, cascadas, y flores. Había sirvientes en todas partes que te daban todo tipo de deliciosos alimentos que puedieras imaginar. Era como el paraíso. Finalmente, un día el hombre dijo: “Está bien, ya estoy cansado del cielo ¿puede llevarme al infierno para que pueda ver como es?” Y los siervos le respondieron “no podemos llevarte al infierno, ¡ya estás en él!”.

Creo que la mayoría de las culturas tienen diferentes variaciones de esta misma historia, pero el punto es el mismo, el cielo y el infierno están dentro de ti, y cualquier experiencia placentera eventualmente se convertirá en disgusto.

Buda fue la primera persona en la historia conocida que reconoció esta importante verdad acerca de la impermanencia incluso de las más maravillosas experiencias celestiales:

“La lluvia podría convertirse en oro y aún así tu sed no sería saciada. El deseo es insaciable o termina en lágrimas, incluso en el cielo.” (Dh., capítulo 14)

Imagínese su experiencia más placentera. O permitame que nos extendámos a un día entero. Imagine el día más agradable de su vida. ¿Realmente querrías vivir ese día una y otra vez por toda la eternidad? Cada cielo contiene un infierno en él y todo infierno contiene el cielo en él mismo. Todo pasa, incluso el placer.

En la cosmología budista existen reinos celestiales. Podemos ver estos lugares como lugares físicos o como estados de la mente. De cualquier manera, son temporales. Las deidades del cielo (o ángeles) vuelven a re-nacer. Nuestros placeres se desvanecen.

Para alcanzar un verdadero estado permanente de felicidad, debemos ir más allá de la dualidad de este mundo, más allá incluso del dualismo del cielo y la tierra, para llegar al Nirvana, la iluminación.


Extraído y traducido del libro “The Complete Book of Buddha‘s Lists — Explained ” de David N Snyder. El texto también está en su página web www.dhammawiki.com.

Contador

  • 300,361 visitas